¿Por qué nos cuesta tanto el listening en inglés?

El listening es uno de los principales problemas a los que nos enfrentamos cuando hablamos inglés. Conforme crecemos, parece más complicado que nuestro oído se adapte a nuevos idiomas, por lo que aconsejan que los niños aprendan dos o tres idiomas desde la infancia.

Pero si este no es tu caso, no te preocupes. Todos los problemas tienen solución, solo nos faltan conocerlos, mucha paciencia y practicar.

Si quieres aprender con un profesor nativo ven y únete a uno de nuestros cursos personalizados 

¿Cuáles son las principales causas del listening en un adulto?

  1. El vocabulario y las estructuras

Por mucho que sepas inglés, las palabras que no conoces son un impedimento en una conversación. El vocabulario es extenso por lo que lo primero de todo, tenemos que aumentar nuestro conocimiento de nuevas palabras y fijarnos muy bien en el contexto en las que se dicen.

  1. Un patrón de sonidos distinto al español

Como bien sabemos, en español hablamos como escribimos, pero en el inglés eso no es así. Hay que practicar la pronunciación de las palabras, pues ésta nos puede llevar a confundir unas con otras y ponernos en un aprieto ;).

  1. El «connected speech» o «linking»

Es la tendencia a unir las palabras de forma tal que cambian de sonido en una frase. Las palabras en ocasiones se juntan entre ellas, por lo que es difícil saber si es una palabra que no conocemos o una correcta expresión. Hay que prestar atención al contexto y tener bien abiertos nuestro oídos.

  1. La velocidad y entonación del discurso

Los nativos tienden a hablar más rápido de lo que nosotros estamos acostumbrados en una escuela o una conversación con amigos. Además según donde procedan la entonación es diferente, por lo que con estos factores en ocasiones es imposible entender ni una palabra.

  1. El acento.

Aquí tenemos el gran hándicap en el listening. Hoy en día no puedes conformarte con saber un solo acento. Estamos acostumbrados por las series y las canciones al acento americano o británico, pero.. en un mundo internacional es necesario conocer diferentes tipos de acentos. Es una buena escusa para viajar, conocer personas de otras culturas y empaparte de su inglés.

Entonces, ¿cómo podemos mejorar nuestro listening?

  1. Empieza por hacerte con vocabulario específico

Lleva encima papel y boli, apúntate todas las nuevas palabras que leas u oigas y repásalas en tus ratos libres. Además de conocer nuevas palabras, aprende el vocabulario en frases y lo más importante, practícalas en voz alta. Escuchándolas es la mejor manera de memorizarlas.

  1. Aprende los sonidos del inglés

Empieza a prestar mucha atención a los sonidos en inglés. Cuando escuches música o veas alguna serie, intenta entender las palabras por su listening. ¡Ya sabemos que no es lo mismo oír que escuchar! Alterna entre sonidos británicos y americanos, así empezarás a distinguir los acentos 🙂

  1. Ejercita el «Connected Speech»

Aprende cómo funciona el connected speech, es importante no solo por el listening, sino también por el Speaking. Hay muchos videos para practicar la pronunciación y que son útiles para captar sonidos.

  1. Escucha audios con distintos acentos y entonación

Hoy en día tenemos al alcance de un clic videos, películas, series de todo el globo para poder poner a prueba nuestro oído. Como hay acentos que son muy complicados, al principio te permitimos poner subtítulos en inglés, pero siempre que además de leer hagas por escuchar 😉

  1. Haz ejercicios de listening

Coge los 4 pasos anteriores y hazlos. Es la mejor manera de aprender. Ve alterándolos, escucha, amplia tu vocabulario, fíjate en los acentos, en como usan las expresiones, ponte videos, series, películas, pero sobre todo, ten paciencia.

El aprendizaje lleva su tiempo, ve poco a poco y verás como mejoras :).

Si quieres aprender con un profesor nativo ven y únete a uno de nuestros cursos